domingo, 20 de abril de 2014

Religiones y creencias

Sí, una foto cualquiera para no entrar
en polémicas.
Semana santa acaba de terminar, o sea, aún seguimos en ella, pero se supone que Jesús ya ha resucitado (y los huevos de pascua ya están entregados). Pero este fin de semana, aparte de todas las películas cristianas que han pasado por televisión, también hubo discusiones y debates sobre  lo típico, ¿existe Dios? ¿Existió Jesucristo? Entonces, saltan los insultos de un lado para otro; las actualizaciones de Facebook, de Twitter, etc, donde piden tolerancia a sus opiniones pero sin respetar a los otros.



Para partir supongo que les hablaré sobre mis pensamientos. 

No tengo religión y no creo en ese Dios que creó a la primera mujer desde la costilla de un hombre. Eso, sin embargo, no quiere decir que sea atea, y lo quiero dejar claro. Siento que así como los Cristianos no pueden probar la existencia de dicho Dios, la Ciencia tampoco puede negarla. Sí, no se puede probar ni una de los dos, porque no se puede ver ni se tiene el conocimiento de este ser aparte de lo que dice la Biblia.

Sobre lo último, la Biblia para mí viene a ser algo que no es "sagrado", porque lo escribieron los seres humanos. Confieso que no la he leído al derecho y al revés (algo que tengo pendiente), pero sí tengo cierto conocimiento respecto a su elaboración, y no considero que un libro como aquél sea la fuente de la Verdad. Más que nada, la Biblia fue, en sus inicios, una forma de controlar a los creyentes, se escogieron los evangelios que creyeron más apropiados y se les leía e interpretaba a los fieles como los sacerdotes querían. 

¿Creo en algo? Sí. Al menos quiero hacerlo. Es algo propio del ser humano buscar un apoyo, algo superior en lo que sostenerse en los momentos difíciles y que "podría" intervenir en nuestra "suerte". ¿Es un Dios? No lo sé, decir que somos lo más grande de la naturaleza, se me hace un poco ególatra; creo en algo superior al ser humano y eso puede ser llamado como quieran, incluso podría ser un extraterrestre que nos observa como si fuéramos un experimento (?).

Pero a lo que voy con la entrada es algo que he visto y me molesta. Esta pseudo-moda de "ir en contra de todo" me da asco. He visto actualizaciones donde se burlan de las costumbres católicas, diciendo que están comiendo carne o cosas así, incluso insultos entremedio; ¡yo también he comido carne! Pero no lo publico en Facebook. A mí también me molestan los cantos que hacen, pero yo también he gritado en vías públicas durante las marchas, ¿cómo podría quejarme? ¿Cómo podría insultarlos? Súbanle el volumen a su música y ya.

Y tampoco se salvan los Católicos de esto. Piden respeto hacia ellos, pero no respetan a quienes piensan diferente, y lo digo con conocimiento de causa. Muchas veces me han respondido muy mal a simples preguntas (dichas por mera curiosidad y no con malas intenciones); me dicen que soy ilusa por creer en cosas de la Ciencia, y no en lo que ellos dicen; me han llamado ignorante por decir que no se sabe la fecha exacta del nacimiento de Cristo (porque no es en Navidad, aunque muchos lo crean así).

Sí, otra imagen cualquiera *-* muy bonita.

Entonces, siento que por ambos lados se deben respetar. Tengo amigos muy creyentes, por un lado, y otros que se dicen ateos y gente como yo. No creo que denigrar sea la forma adecuada de hacer entender al otro nuestros pensamientos, porque no somos "quién" para imponer nuestras creencias o ideologías por sobre la de los demás. ¿Para qué gastarnos si se llegará a la misma conclusión siempre? Ambos sentirán que ganan un debate, porque son sus convicciones sobre algo que no tiene solución. No existe una respuesta correcta para los que se preguntan si existe un dios (o dioses) más que la suya, es algo de cada uno.

Si quieres que te respeten por pensar así, sé respetuoso con los que opinen distinto a ti. 

1 comentario:

Carla Elisabeth Diaz dijo...

Amo tu blog! Lo leo todo el tiempo.