domingo, 19 de enero de 2014

Bajo la misma estrella



¡Buenas! Hoy he venido con la intención de hablarles sobre un libro con el cual me encariñé, sí, casi tanto como otros que he mencionado que amo (por ejemplo, "Si pudieras verme ahora"). Específicamente, vengo a comentarles lo que me pareció una excelente historia lacrimógena, con personajes fuertes y... bueno, de eso y más les hablaré en la entrada. Primero, como siempre, partamos con una reseña. Quienes me leen comúnmente saben de mi problema con resumir, inferir, analizar, etc; pero lo intentaré. ¡Paciencia!


Hazel Grace es una joven adolescente que tiene intereses tan profundos como la lectura y otros tan banales como mirar televisión basura. Su vida ha sido monótona desde que fue diagnosticada con cáncer terminal a una corta edad, pero da un drástico cambio cuando su madre le pide ir a un grupo de apoyo argumentando una supuesta depresión en su hija. Es justo allí cuando conoce a Augustus Waters, un carismático y atractivo chico que en su momento también padeció de este mal y que intenta cumplir el sueño más grande de Hazel: conocer a su autor favorito. ¿Lo logrará? 

Cuando supe de este libro, leí muchas opiniones y críticas donde decían que era bueno, quizás de los mejores de este tipo, entonces estuve mucho tiempo queriendo conseguirlo. Tantas expectativas tenía que terminé leyéndolo en el computador, incluso cuando últimamente me marea hacer esto. Y cuando empiezas un libro así, con tan buenas críticas, piensas que quizás te decepcionará porque no era lo que esperabas, pero puedo decir que Green no me defraudó.

Si te dicen "trata de una chica con cáncer", ¿qué piensas? Dos alternativas para el final: a) La chica muere después de haber tenido un romance apasionado con alguien (Augustus) y b) El amor triunfa sobre la muerte; existe cura para ese tipo de cáncer. Entonces lees pensando en eso, ¿verdad? Pero la realidad fue otra, apenas empecé a leer el libro dejé de pensar en cualquier final posible y sólo te dedicas a eso, a leer, porque en serio te enganchas totalmente a las palabras que narra Hazel y vas avanzando con su compañía.

Como leyeron, Hazel Grace sufre de cáncer y su vida es la vida de una adolescente con cáncer, o sea, totalmente limitada por su propio cuerpo y salud. Sus padres, siempre preocupados por ella, intentan convencerla de que debe salir y ser una adolescente, temiendo que cayera en depresión, algo muy normal entre la gente con esta enfermedad, aunque Hazel siempre dejó en claro que la depresión no era un efecto de estar enfermos, sino que era un efecto colateral de estar muriéndose.



Claramente es un libro que habla sobre el tópico del cáncer, pero en sí no se centra en ello (o sea, es imposible quitarlo, pero no es lo más importante en él), sino en las aventuras e instantes que viven Hazel y Augustus para cumplir el sueño de la chica. Vamos, entenderás que conocer a un autor no es fácil, mucho menos para ellos teniendo una distancia geográfica considerable y una enfermedad a cuestas, pero Waters está empeñado en hacer realidad este sueño. 

Su destino es Amsterdam y omitiré todo lo que pasó, porque intento dar una opinión sin llegar a spoilers, pero llega un momento en que te das cuenta, de nuevo, cómo puede terminar la historia y no es lo que pensabas al inicio. Y te enteras de algo, y sufres porque realmente no lo esperas en el transcurso de la historia. Sólo les diré eso, sólo eso. 

El final, ¿qué decir? Rompió mi corazón en mil pedazos y después pisó cada una de esas partes, las recogió y las lanzó por la azotea para luego ser atropelladas por un camión de camiones de camionetas. Soy sensible, lloro fácilmente, lo admito, pero sé que si tienen corazón compartirán el sentimiento. ¡Esto no fue exageración! Realmente hubo un instante en que tuve que dejar de leer y sólo decía "estúpido Green, estúpido Green". 

Pero bueno, es hermosa la historia en sí y Green no es estúpido, sólo me enojé  (u.ú)... 

¿Personajes? 

Hazel es una chica que tiene una enfermedad a cuestas y lo odia, ¿quién no lo haría? Se frustra, se enoja y aún sigue adelante y es capaz de decir que no es tan cierta la típica frase de que los enfermos de cáncer luchan heroicamente hasta el final, es capaz de decir verdades que otros no dirían, pero que pensamos igual. Por ejemplo, que a un funeral asista gente que hacía mucho tiempo que dejó de hablar con quien murió, a ella le fastidiaba casi tanto como a mí, entonces, es muy cercana como personaje. 



Augustus es Augustus. Lo quieres tal cual es. Puede decir cosas en las que no estás de acuerdo, puede ser alguien "al que le gusta tanto hablar que te interrumpiría en su propio funeral" [cito a Isaac], pero aún así lo quieres. Es un personaje perfecto por su imperfección. Siempre sabe qué decir, por lo que el ser guapo no es lo más atractivo en él, sino su forma de filosofar y metaforizar (?). En fin, me encanta, de seguro será de esos personajes que no puedes olvidar. 

Isaac es un personaje secundario que complementa la historia de tal forma que no sería igual sin él, su historia es de aquellas que te hace odiar a la vida humana porque a veces somos crueles y no podemos evitarlo. Y él, a pesar de ser arrastrado por la tristeza, es capaz de "mirar hacia adelante" y continuar, y sonreír y bromear. Nadie más podía ser tan amigo de Augustus, harían la pareja perfecta (?).

Hablaría del escritor (Van Houten), pero hablar de él sería dar spoilers porque entonces diría cómo fue el viaje y esa no es la idea, así que dejaré la entrada hasta aquí y les invitaré a que lean el libro. En serio, es simplemente genial, divertido y conmovedor, quizás me encantó más porque siempre adivino los finales y éste no fue posible prever (amo eso). 

"Hay infinitos más grandes que otros infinitos" "el mundo no es una fábrica de conceder deseos", son algunas de las grandes frases que encontrarás dentro. Y para qué hablar de la metáfora de la "Granada" y el "cigarro", sencillamente brillantes.

Ranking



¡Hasta la próxima!